martes, 18 de abril de 2017

'Villa Vitoria' de D. E. Stevenson

¡No me canso de leer libros de Stevenson! Os confieso que desearía que no se acabasen nunca... Y creo que con esta declaración de principios se demuestra lo mucho que me ha gustado la última novela que he leído de esta autora XD Todas tienen en común esa magia para transportarme a un ambiente acogedor, con personajes que te conquistan irremediablemente...

Me encanta cómo narra su día a día: su sencillez. No hacen falta grandes sucesos, ni historias enreversadas para que se te pasen las páginas sin que te des cuenta y te dé tremenda pena cuando llegas al final.

Alrededor de Villa Vitoria, una gran casa de campo en el pueblo de Ashbridge (vecinos de nuestra querida señorita Buncle), se desarrolla la vida de su dueña, la amable y hospitalaria, Caroline Dering, sus hijos, los vecinos, nuevos visitantes como el encantador señor Shepperton... Todo ello en los años siguiente a la Segunda Guerra Mundial en los que aún se nota la escasez y se deben hacer mil y un malabarismos para salir adelante.

Antonietta Varallo
Empecé este libro en un autobús abarrotado y dando tumbos y, como os decía al principio, en cuanto comencé con la primera página ya estaba en la campiña inglesa. Estaba en ese pueblo tan pintorescos conociendo a sus habitantes. Además me encanta cómo te presenta siempre a sus personajes: haciendo alguna labor de su vida cotidiana, con algún gesto... que indica mucho de su personalidad y así nos van conquistando o nos ponemos en guardia.

Es el caso de Caroline, que se preocupa y está ahí para todos y ellos le devuelven el afecto admirándola por su bondad. Es una protagonista que me ha gustado mucho porque no es ese buenismo ñoño que a veces se te hace irreal, sino que es una buena persona que también tiene sus puntos a mejorar y su propósito de enmienda no siempre sale como le gustaría. A quién no le ha pasado...

A su alrededor se van desarrollando el resto de tramas que nos llevan a conocer un poco mejor el vecindario. Tenemos a sus hijas a las que en ocasiones dan ganas de darles algún que otro meneo, la chica que la ayuda en casa y que tiene una historia muy tierna o su pasional hermana que nos va a mostrar algún retazo del Londres más teatral.


Y de fondo la terrible postguerra. La autora no se recrea en el drama, pero con algunos detalles muestra lo mucho que sufrió Inglaterra con la contienda. Hechos como que casi era necesario unir a todo el vecindario para tener todos los ingredientes para hacer un pastel debido al racionamiento o las marcas que dejan en algunos personajes las consecuencias de la guerra.

Pissarro
No sé qué tienen las novelas de Stevenson que siempre me dejan con una sonrisa en los labios y con una sensación de "buen rollo"...

Pero no porque nos muestre un mundo ideal y repelente de perfecto, sino porque muestra en positivo a personajes muy reales que deben enfrentarse a restos, que no se rinden fácilmente y que luchan por salir adelante. Sin grandes alardes o exageradas heroicidades, sino viviendo de la mejor forma que sabe.

Así que aquí me tenéis encantada con mi última lectura Stevenson y deseando que llegue la siguiente. ¡Preparada estaré para que no se me escape!

5 comentarios:

  1. Hola
    Aún no he tenido la oportunidad de leer nada de esta autora, pero espero remediarlo pronto. Creo que me decantaré por empezar por alguna de sus obras más conocidas y luego ir profundizando en su obra.
    Pero con tu reseña, me ha llamado la atención más esta autora.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Pues mira, yo no he leído nada de D. E. Stevenson, y eso que lo tiene todo para que me pueda encantar. Encima siempre te leo alabando sus libros y creo que tengo que ponerme las pilas y empezar con alguno de sus libros, porque me da a mí que no me voy a arrepentir.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Yo también soy una rendida fan de D.E. Stevenson, es uno de los pilares fundamentales del feelgood británico: esas historias en las que apenas ocurre nada, pero que tienen la paz y el encanto de los detalles de la vida cotidiana, el ingenio de los personajes, la sonrisa en los labios... "Villa Vitoria" es una de sus obras más "tranquilas", quizás con menos chispa que "El libro de la señorita Buncle" o "Las cuatro Gracias", pero enamora por su idílica paz y por su protagonista. Por cierto, me encanta cuando dice que las dificultades de Ashbridge eran las mismas que las del resto del mundo pero vistas por el otro lado del telescopio :-)
    Le pregunté a Alba editorial si este año tendríamos un nuevo Stevenson en rara avis, pero me dijeron que en 2017 no :-(

    ResponderEliminar
  4. No sé por qué pero aún no he leído nada de Stevenson, tengo la sensación de que una vez empiece querré leer todas sus novelas. La verdad es que la primavera invita a este tipo de lecturas relajantes. Me anoto Villa Vitoria aunque será mejor que empiece por El libro de la señorita Buncle, no? Ya te iré contando que tal con Stevenson porque pienso ponerme con sus libros en breve.
    Besines!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    No he leído nada suyo y llevo tiempo con ganas de hacerlo, ¿por dónde me recomiendas comenzar? Me gusta lo que dices de sus historias, que destacan por su sencillez, que no necesita dosis de acción para que te gusten. También me gusta que digas que desde la primera página ya te transporta al lugar donde ocurren los hechos.
    Un beso

    ResponderEliminar