jueves, 22 de septiembre de 2016

'Julia Bride' y 'Los papeles de Aspern' de Henry James

Hoy os traigo doble ración del gran Henry James, con dos historias muy distintas pero igual de apasionantes y recomendables. Dos nouvelle que en apenas poco más de cien páginas demuestran toda la maestría del autor y se disfruta muchísimo leyéndolas.

En la primera nuestra protagonista es Julia Bride, una joven muy popular en la sociedad neoyorquina que ve muy menguadas sus opciones de matrimonio tanto por los divorcios de su madre, como por sus propias relaciones pasadas.

Llegamos a la vida de Julia en un momento clave, cuando parece que su futuro se va a solucionar... pero sabemos que en aquellos momentos el asunto del matrimonio era mucho más que una opción vital voluntaria entre dos personas. Había muchos más aspectos que tener en cuenta y a Julia vuelven situaciones y personas de otro tiempo que no van a ponerle las cosas fáciles. Se choca de bruces con el relevante, y muchas veces casi imposible de superar, tema de la reputación.

Wilmer Dewing
Y es ahí donde James nos muestra un personaje que a mí me ha dado incluso ternura. Una mujer que no tiene muchas posibilidades, que busca favor por favor para poder prosperar y establecerse y en cambio se encuentra de alguna manera siendo el cazador cazado.

En este libro están muy bien retratado ese prejuicio, esa injusticia histórica que hacía que la mujer que debe ser perfecta y sin tacha, mientras que el hombre no tanto. Tendrían otras complicaciones, pero en ese sentido siempre estaba más a tiempo, tenía más salidas para reinventarse y optar por qué hacer con su vida; al contrario que ellas.

Por otro lado, es una historia que está narrada con el estilo más cuidado y florido de James, por eso hay que leer con mucha atención para no perder detalle y disfrutar de lo maravillosamente bien que escribe, cómo juega con las palabras y logra así transmitir tan bien los sentimientos del protagonista.

Mención especial merece la edición tan bonita que ha hecho dÉpoca editorial. ¡Es una preciosidad! Las páginas tienen un color sepia que evoca otras épocas, con adornos florales, ilustraciones... y esas portadas tan ains. Una edición vintage que hace que te imagines que tienes entre manos un libro de aquel momento. ¡No se puede pedir más!

Pero como nunca se tiene suficiente de Henry James, no podéis dejar escapar Los papeles de Aspern y viajar a la hermosa y misteriosa Venecia. Aquí tenemos trama literaria con un joven editor que está fascinado por la obra de Jeffrey Aspern y que descubre que su antigua musa, que vive en un palacio de la ciudad, atesora unas cartas del poeta. Ansioso por hacerse con ellas trama un plan para entrar como inquilino en la casa y lograr llegar hasta tan preciado material.

En manos de otro escritor este argumento podría tener algún que otro susto o un truco aquí o allá para darle ritmo a la trama, pero a Henry James no le hace falta. Él apuesta por recrear una ambientación que tiene todo el romanticismo y la decadencia de Venecia: un palacio maravilloso pero descuidado y medio ruinoso, una anciana súper regia y al mismo tiempo inquietante, su sobrina ajada por la dedicación a su tía, pero aún con anhelos... y un ambicioso protagonista.

Martín Rico
Las páginas pasan y parece que no ocurre nada, pero no puedes dejar de sentirte atrapado por la relación que se crea entre los personajes, por cada rincón de la casa, por esos papeles que tanto parecen esconder que junto con su desaparecido autor son como un personaje más. Quieres saber que pasó entre Aspern y la anciana y qué ocurrirá entre todos ellos si finalmente pueden leer sus palabras.

Es una atmósfera pesada, llena de dobles sentidos y de intereses que te lleva hasta un final, ¡¡apoteósico!! Lo leí en un parque uno de aquellos días de calor y yo creo que se me escapó en voz alta un "¡¡hala!!". Con ese giro sí que no contaba.

De nuevo en este libro James hace un alarde de cómo describir estancias, sentimientos... Me maravillaba, por ejemplo, cuando hablaba del jardín, la primera vez que se ven... Y los diálogos son increíbles, hay momentos de choque de fuerzas auténticos porque cada uno de ellos tiene un carácter más o menos evidente que en determinadas ocasiones sale a la luz.

Admiro tantísimo a Henry James (creo que se me notó un poquito jijijiji) que nunca me canso de leer obras suyas, así que mientras yo voy a por la próximo aquí os dejo estas dos maravillas y si ya las habéis leído no dejéis de comentarme qué os han parecido.

Martín Rico

sábado, 17 de septiembre de 2016

'Un susurro en la oscuridad' de Louisa May Alcott

El pasado Día del libro tuve la suerte de contar con un estupendo amigo invisible: Zulima del blog Rustis & Mustis leen (¡¡muy recomendable!!) que me regaló este estupendo libro. Y además lo eligió sin ayuda en forma de wishlist ni nada parecido :-D Una joya que he disfrutado un montón y me ha descubierto un Louisa May Alcott absolutamente desconocida. Así que...vamos al lío. 

Al cumplir los 18 años Sibyl abandona el hogar de la mujer que había sido su tutora hasta el momento para trasladarse al de su tío. Allí conocerá a Guy, su primo y también futuro marido gracias al acuerdo alcanzado entre sus padres cuando ambos eran niños. Pero ese no será el único cambio que le traerá su nueva vida...

Debo confesaros que devoré cada página de esta historia. Son apenas 75 páginas, pero tan bien escritas que te sumergen de lleno en una historia de misterio gótico apasionante. Nadie, ni nada, es aquí lo que parece.

No puedo contaros muchas cosas porque creo que debéis llegar a esta historia tal y como yo lo hice, sin apenas saber nada y con la escritora que nos regaló Mujercitas en la cabeza para que así os sorprenda y os llegue tanto como a mí.

Aquí no hay personajes tan esencialmente buenos como las March, todo lo contrario. Cada uno de ellos tiene sus intereses, sus ambiciones... no siempre honradas. Ya desde las autora nos introduce de un modo increíble en la trama con algunos detalles que te hacen decir "vaya esto no me suena bien...", pero al mismo tiempo somos tan ignorantes de la verdad como los propios personajes, las revelaciones más importantes las conocemos juntos y ¡qué revelaciones!

También es muy importante la recreación del ambiente en el que se relacionan, más y más agobiante por momentos. La tensión es cada vez más palpable y no sabemos por qué en un entorno que no deja de oprimir a sus habitantes y que en las páginas finales te lleva a un ay continúo hasta que...

Hasta aquí puedo contar. Solo diré que el susurro en la oscuridad que le da título no es ninguna licencia literaria y hace que tengamos, además, unas líneas finales fantásticas.

No dejéis escapar este libro porque con él vais a disfrutar de un novela gótica de las buenas de verdad, con todas las pasiones, giros y traiciones absolutamente necesarios y que además reafirma el talento de una autora que fue capaz de escribir una de las novelas más inolvidables. 

sábado, 10 de septiembre de 2016

'La señorita Pym dispone' de Josephine Tey

La señorita Pym llega a un colegio femenino de la pintoresca campiña inglesa para dar unas charlas sobre el exitoso libro que ha publicado. Acostumbrada al bullicio y la vida ajetreada que lleva en Londres, enseguida se deja conquistar por el ambiente acogedor del internado y las encantadoras alumnas. Pero...

              "Márchate, Lucy. Vete mientras todo va bien. Márchate de aquí"

De esta manera tan clara advertía una vocecita interior a nuestra protagonista, y a los lectores, de que tras esa aparente perfección algo se escondía y me ha encantado descubrirlo con ella. Aunque para disfrutar como se merece de este libro no debéis cometer el error que yo tuve cuando empecé a leer y que me persiguió en los primeros capítulos.

Estaba tan impaciente por que apareciese cuanto antes un misterio por resolver que me daba la impresión de que faltaba un poco más de acción. Pero nada que ver.

Ahí donde parece que no hay miga o que no pasa nada es justamente donde se desarrolla toda la fuerza de esta historia, porque lo interesante es conocer a los personajes, el ambiente en el que se mueven, las fuertes exigencias de una escuela tan prestigiosa, las presiones a las que están sometidas... para que cuando vayas a la par que ellas... zas llega el acontecimiento que como lector tanto esperaba.

La habilidad de la autora está en el hecho de que poco a poco te introduce en la vida de esta escuela y en el día a día de quienes la habitan. Al principio somos como la señorita Pym, un poco escépticos ante tanta camaradería y esfuerzo de las alumnas, pero como quien no quiere la cosa nos vamos encariñando con ellas y admirando su gran afán de superación. 

Y así al igual que la señorita Pym queremos alargar nuestra estancia para seguir viviendo en ese apacible ambiente y tenemos curiosidad por ver sus progresos, hasta dónde pueden llegar. 

En ese momento es cuando estamos preparados para disfrutar verdaderamente de la historia porque en libro la trama no trata tanto de descubrir quién provoca la intriga, sino cómo hemos llegado hasta allí. Aunque al mismo tiempo el desenlace sea, en mi opinión, de los buenos; tanto por la impresión que produce como por la moraleja por así llamarla que deja.

Todo ello en compañía de un personaje que me ha gustado mucho, la señorita Pym: inteligente, con iniciativa, emotiva, defiende las cosas en las que cree y se implica. Su decisión final marca toda la historia y más que eso, su dilema hace que nos planteemos muchas cosas, sobre todo qué es lo verdaderamente justo o más correcto y qué camino debemos tomar para acercarnos a ello.

Así que todos a leer este buen libro y así podemos comentar el final, ¡lo necesito!

miércoles, 3 de agosto de 2016

'La segunda vida de Viola Wither' de Stella Gibbons

Hace un tiempo leí 'La hija de Robert Poste' de Stella Gibbons y lo cierto es que no me gustó demasiado. No acabé de entrar en la historia y que me hiciera gracia su sentido del humor. Pero me quedé con la espinita porque era una autora de la que había leído muchas cosas buenas y toda apuntaba a que me iba a gustar, así que decidí darle en algún momento una nueva oportunidad y aquí os traigo 'La segunda vida de Viola Wither' y mi segundo Gibbons que me ha dejado sensaciones muy distintas al primero. 

Viola es una joven viuda que debido a sus problemas económicos debe ir a vivir con la familia de su difunto marido a las afueras de Londres. Una casa tristona y con un modo de vida rígido y austero que contrasta con su carácter alegre y jovial. Así las cosas Viola no cuenta con muchas perspectivas, aunque sí con una lo suficientemente importante con el nombre de Victor Spring, el galán local.

Mientras leía el libro pensaba si habrían hecho la adaptación al cine porque me recordaba mucho a las comedias clásicas con enredos sentimentales, grandes fiestas, encuentros clandestinos que dan lugar a más líos... todo siempre con ese humor que te saca una sonrisa y, en este caso, con el toque de ironía british que tanto disfruto y con la que esta vez sí que me reí.

Brent Linch
Eso sí, esta no es una novela de personajes sorprendentes. Cada uno de ellos es un estereotipo claro: Viola, inocentona, romántica y soñadora; Victor, guapo, seductor y con mucho encanto; los Wither, seriotes y demasiado preocupados por las apariencias; Tina, una mujer que tiene ganas de vivir de verdad cuando todos la dan ya por condenada a la monotonía o Hetty, la más rebelde. Y todos cumplen su función a la perfección haciendo que te encariñes con ellos o no los soportes, según el momento y la situación, que vivas sus ilusiones y estés deseando que las consigan.

No es tampoco una historia de grandes acontecimientos sino con las pequeñas cosas que les suceden en el día a día y que la autora van enlazando de un modo muy muy entretenido: quedar para tomar el té puedo lugar al mayor alboroto o de pronto una chica de lo más normal puede deslumbrar a un gran baile de sociedad. En ese sentido, me gusta sobre todo cómo va creando expectación para que estés esperando cuándo será la próxima vez que se vean tal y cual, si se atreverán a dar por fin el paso que desean...

Esa forma de narrar hizo que cayese irremediablemente enganchada a la peripecias de Viola Wither y alrededores. Me ha parecido una historia sencilla y muy amena, siempre con un punto cómico que te hace reír bien porque la situación que plantea es realmente estrambótica, por el sarcasmo del que hace uso en determinados momentos o ante algunas convenciones sociales o por la actitud de los propios personajes ante lo que se les viene encima.

Por otro lado, el último capítulo me ha gustado muchísimo porque es un buen y detallado desenlace en el que nos explica cómo será la vida de Victor, Viola, Tina... cuando cerremos el libro y eso me encantó.

A veces llegamos a novelas con finales de zas, the end, y me quedo con muchas ganas de saber qué más pasa con sus historias, pero esta vez no, hacen caso a nuestra curiosidad... ¡y también se agradece! Además da que pensar sobre lo que espera tras el aparente punto final y no siempre todo es como se podrían pensar en un principio.

Así que la hija de Robert Poste no me convenció, pero en cambio Viola Wither sí me ha conquistado con lo que releyendo esta reseña... creo que puedo decir oficialmente que me he reconciliado con Stella Gibbons :-D 

lunes, 25 de julio de 2016

'Uno de mis hijos' de Anna Katharine Green

¡Hoy toca una de misterio! En este caso de la mano de una autora que conocí gracias a la editorial dÉpoca y su 'El misterio de Gramercy Park'. Disfruté mucho con aquella intriga y el estupendo personaje de intrépida y decidida, Amelia Butterworth y esta vez Anna K. Green ha vuelto a conquistarme.

En 'Uno de mis hijos' volvemos a adentrarnos en la casa de una familia adinerada de Nueva York. Allí por casualidad recala Arthur Outhwaite cuando, mientras pasea por la calle, una niña reclama su ayuda porque algo le sucede a su abuelo, que no es otro que el poderoso financiero Archibald Gillespie. Poco puede hacer ya por él cuando llega a su encuentro, pero su presencia allí hará que se vea inmerso en la trama de su sospechosa muerte que apunta directamente como culpables a uno de sus tres hijos.

Si os gusta el misterio clásico, como a mí, esta es sin duda vuestra autora. ¡No por nada la llaman la madre de la novela de detectives! Y es que sus historias, y 'Uno de mis hijos' es así, tienen todos los elementos para engancharte irremediablemente: secretos, intereses encontrados, pistas falsas, revelaciones sorprendentes, un poco de romance...

Helen Allingham
A todo esto se unen los cambios de escenarios que a mí siempre me gustan mucho y que nos hacen ir de los barrios más lujosos a los bajos fondos de la ciudad, los interrogatorios que ponen contra las cuerdas a todos los personajes y también a los lectores para hacernos dudar de todos y cambiar de opinión sin parar, alguna historia del pasado que te anima a que te pongas de lado de uno u otro...

Recursos que logran que vivas el misterio junto con los protagonistas y te metas de lleno en este suspense familiar, en el que hay que estar muy atento a todos sus miembros. Algunos de ellos tiene cosas importantes que revelar y otras tantas también que ocultar y en ese sentido son como fichas de dominó puestas en fila en las que una afecta a la otra y la puede sostener o hacer tambalearse.

Así esta novela es más coral, sin una personalidad tan potente como la de Amelia y que no dejaba indiferente, y con trama muy bien desarrollada en la que casi lo de menos es el asesinato en sí del desafortunado señor Gillespie.

James Carroll Beckwith
Y es que todo el trasfondo familiar que lo rodea es muy interesante con esos hijos que han supuesto una gran decepción para su padre y ahora se quitan, o no, un peso de encima o la prima Meredith, objeto de enamoramiento de más de un personaje que también tiene mucho que decir.

Un argumento muy bien narrado con un estilo que no es para nada farragoso, que es en lo que caen a veces las novelas de misterio para liar al lector. En este caso es todo lo contrario, no se anda con rodeos a la hora de contar la historia y su buen ritmo hace que incluso momentos en los que tiene que pararse a detallar más datos, como por ejemplo los interrogatorios o las conversaciones entre detectives, no se hagan en absoluto pesados y los leas con ganas de descubrir cualquier pista que te pueda ayudar a solucionar el caso.

Por momentos, en algunos giros, me recordaba a Wilkie Collins (debilidad absoluta por él), contemporáneo y admirador suyo. Así que si Wilkie le da su bendición, ¿qué más se puede pedir? Solo queda disfruta de esta novela tan entretenida que me han hecho estar aún más encantada de haber conocido a Anna K. Green y desear leer más cosas suyas. 

martes, 5 de julio de 2016

'Las cuatro gracias' de D. E. Stevenson

Con la señorita Buncle tuve un auténtico flechazo :-D, podría incluirla entre los personajes literarios que mejor me han caído de todos los que he conocido a lo largo de estos años lectores. D. E. Stevenson me conquistó también con su modo de narrar y con ese ambiente tan de "buen rollo" que se vive en sus historias. Así que en cuanto vi que Rara Avis había editado un nuevo libro suyo, ¡ni lo dudé! 

En esta ocasión mi querida señorita Buncle da el relevo a las cuatro hijas del vicario de Chevis Green, el señor Grace: Liz, Sal, Tilly y Addie, muy diferentes entre sí por lo que cada una deberá enfrentarse a nuevas situaciones y personajes que pondrán patas arriba su apacible vida. 

"Dicen muchas tonterías y alguna cosa sensata; a veces discrepan acaloradamente unas de otras o se tratan con extrema insolencia, pero también son fieles entre ellas a carta cabal y forman un frente muy unido contra el mundo exterior" 

Así describe la autora a las cuatro Gracias que dan título a este libro y cualquiera de los que estéis leyendo estas líneas y tengáis hermanos os sentiréis identificados: se pelea, te vuelven loco, pero son tus compañeros inseparables a los que quieres por encima de todo.

Cezanne
Y esto es lo que nos encontramos en este libro: el día a día de cuatro hermanas que trabajan, cuidan de su padre, organizan la casa, se relacionan con sus vecinos, hacen nuevas amistades, se divierten...

No es un novela de grandes revelaciones o sorpresas sino que describe lo cotidiano y ese es su gran mérito, porque lo hace de un modo tan ameno y con sentido del humor que podrías estar páginas y páginas leyendo las peripecias de las hermanas Grace.

Además, como me sucede siempre que leo un libro de esta autora, me entran hasta ganas de vivir dentro de él como si fuese un personaje más. Seguro que me comprendéis: cuando la ambientación de una historia te transmite una sensación apacible, los personajes te resultan simpáticos, te deja con una sonrisa... Me pasa lo mismo por ejemplo con 'Crandford' de Elizabeth Gaskell.

Pero no todo es calma y tranquilidad para las hermanas Grace, un poco de vidilla siempre viene bien y ellas también la van a tener. En este caso viene de personas muy diferentes que son el contrapunto perfecto para nuestras protagonistas y que las vuelven un poco del revés.

Thomas Roland Rathmell
Así van a aparecer en su apacible existencia un apuesto capitán que las rondará del modo más descarado, un arqueólogo un poco torpón que conquistará a todas aunque no del mismo modo, un vecindario con un punto original (¡no puede faltar!) y, mi favorito, un huracán llamado tía Rona. Este personaje es genial porque es la típica señora que revoluciona hasta el más tranquilo, todo lo enreda y lo complica y parece que aun te está haciendo un favor. Da momentos realmente divertidos y de muchas risas.

Y es que como dice la autora en el prólogo: "una pizca de humor no está fuera de lugar ni en las ocasiones más serias y solemnes" y esto es lo que encontramos en 'Las cuatro gracias': una historia sin complicaciones, con humor, entretenida y que hace pasar un estupendo rato de lectura. Así que... ¡ a por ella! Yo ya estoy deseando que caiga en mis manos más historias de D. E. Stevenson. 

sábado, 18 de junio de 2016

'La casa de las miniaturas' de Jessie Burton

Hoy nos vamos de viaja al Amsterdam del siglo XVII, ¿os animáis? En esta caso la protagonista de la historia es Nella, una joven recién casada que debe trasladarse desde su pequeño pueblo hasta la capital para comenzar su nueva vida. Pero las cosas no son para nada como ella había imaginado y se complican aún más con una casa de miniaturas, réplica de su nuevo hogar, que su marido Johannes le ofrece como regalo de bodas y que oculta muchos enigmas. 

Llevaba un tiempín viendo este libro en las librerías, leyendo sobre él... y desde el principio la historia me atraía mucho. Y la intuición lectora no fallaba porque es una novela que he disfrutado. Aunque no era lo que me esperaba, contaba quizás con más misterio, más intriga... y lo hay, pero lo que hace que esta historia sea tan interesante es lo que cuenta de la sociedad del momento y, sobre todo, la hipocresía existente en ella que complica, y mucho, la vida de los personajes.

Cada uno de ellos tiene unas expectativas que cumplir: Johannes como exitoso comerciante, Nella como joven y servicial esposa, su cuñada Marin como mujer ya descartada para el matrimonio que debe mantenerse a la sombra de su hermano... pero ninguno de ellos está a gusto en ese papel. Tienen otras aspiraciones, otros anhelos para su vida que no pueden mostrar abiertamente y que hace que vivan rodeados de secretos y buscando la manera de acercarse a lo que realmente desean.  

Gabriel Metsu
Y en esa búsqueda chocan de frente con la sociedad holandesa de aquel entonces más centrada en las apariencias, y en lo que se espera de cada uno, que en las personas en sí mismas y preparada para señalar rápidamente a quien se sale del camino establecido. Es ahí donde está la tensión de la trama, cuando vas descubriendo qué ocultan los personajes y te preguntas cómo van a poder salir del embrollo. 

A través de la joven, y de la casa de muñecas, iremos conociendo todas las sorpresas que esconde esta familia. Y es que Nella es un personaje muy bien construido, sin duda el que más crece a lo largo de toda la historia y se revela como una mujer valiente que no se conforma con lo que le ofrecen sin hacer preguntas, quiere más y lucha por ello aunque no lo tenga fácil. Al final la aparentemente más frágil es quien más resuelve. 


La lectura de esta novela se me ha hecho súper amena, porque la autora sabe cómo ir dosificando la información y dejando cada capítulo en el punto álgido para que quieras saber más; logra que te pique la curiosidad al mismo tiempo que te narra todas las particularidades de la época. Vamos que me ha enganchado verdaderamente.

Pieter de Hooch
Si tuviera que ponerle un pero sería que me hubiese gustado que desarrollase más la trama de la casa de muñecas en sí. Me explico sin desvelaros nada. La casa y sus piezas son fundamentales en el despertar de Nella y ese punto está muy bien, pero al mismo tiempo me faltó que indagase más en la historia de quien estaba detrás. Esa parte del argumento me parecía muy buena y me dejó un poco a medias, con ganas de conocer mejor esa situación tan enigmático.

Con todo es una novela que os recomiendo, muy entretenida, con más de una sorpresa de las buenas, y muy interesante por todo lo que cuenta de ese Amsterdam por un lado tan avanzado y abierto al mundo por el comercio que contrasta con la intransigencia de su sociedad.