lunes, 31 de diciembre de 2012

Reto literario 2013: ¡Adelántate a la peli!

Todos los años cuando llegan estas fiestas siempre empiezan a circular los mismos proyectos para el año nuevo: dejar de furmar, ir más al gimnasio, aprender inglés,... Vamos, los tópicos, tópicos. Pero en este 2012 en el que me he convertido en blogera (palabra que por cierto la RAE incluirá en el diccionario en su 23ª edición) he podido descubrir gracias a los blogs que sigo (¡los recomiendo todos!) un montón de propósitos literarios para 2013 que me han encantado. Todos son muy interesantes pero por miedo a este punto disperso que tengo y a abarcar demasiado, he decidido elegir el que propone CRÓNICAS EN FERROCARRIL y que se titula ¡Adelántate a la peli!, se trata de leer los libros en las que están basadas las películas que se estrenarán este año que viene.

Así por lo pronto ya he decido leer 'La formación de una marquesa' de Frances Hodgson Burnett, 'Anna Karenina' de Tolstoy y darle un repaso a 'El Gran Gatsby' de Francis Scott Fitzgerald. Además he visto en una librería 'El lado bueno de las cosas' de Mathew Quick, sobre un hombre que pasa varios meses en una institución mental por agredir al amante de su mujer y sale de allí dispuesto a recuperar a su esposa y a mirar el lado positivo de la vida. No sé qué tal estará pero a priori me atrae el argumento.

Estas historias son solo el principio porque seguro que seguirán surgiendo nuevas e interesantes opciones (desafortunadamente no llego a tiempo para 'Los Miserables') y será un reto estupendo. Así que ya sabes ¡Adelántate a la peli! y....

¡Feliz Año Nuevo!


  

sábado, 29 de diciembre de 2012

'Lo que el viento se llevó' de Margaret Mitchell

Antes de empezar esta reseña debo confesar algo. Soy una fan incondicional de 'Lo que el viento se llevó', la película.  Siempre que la ponen en televisión (y cada cierto tiempo irremediablemente sucede) la acabo viendo sí o sí, por eso ya he perdido la cuenta de las veces que he vuelto a recrear esta inolvidable historia, y nunca encuentro en sus cuatro horas de metraje ninguna parte que me aburra o me interese menos. Me engancha desde esa primera imagen de Scarlet O'Hara en Tara con sus admiradores.

Por eso cuando empecé a leer la novela (a la que tenía ganas desde hacía mucho tiempo) lo hice con el convencimiento de que me iba a gustar mucho pero también muchas expectativas.

Y una vez terminada puedo resumir mis impresiones en dos ideas: me reafirmo en que la adaptación cinematográfica es una auténtica maravilla y el libro..., el libro es aún mejor, porque esta historia tan apasionante, ese carácter de los personajes tan inolvidables y tan bien definidos, la recreación de una época,... están tan maravillosamente narrados en sus páginas que el cine contó con una materia prima de primera calidad.

 Baste decir que aunque me conocía la historia del derecho y del revés su forma de escribir me atrapó por completo como si no hubiese sabido nada de ella.

Margaret Mitchell tardó diez años, desde 1926 a 1936, en escribir este libro que fue su primera y única novela. Me parece simplemente extraordinario que una escritora novel y con tan solo 26 años, ya que nació en 1900, pudiese dar forma a una historia tan compleja, de más de mil páginas. Su talento fue muy merecidamente premiado con el premio Pulizter en 1937.

'Lo que el viento se llevó' tiene como protagonista a la fascinante Scarlett O'Hara, una joven bella y caprichosa que tiene a sus pies a todos los jóvenes de la región. Aunque ella solo quiere a uno, al tímido e intelectual, Ashley Wilkes. Pero todos sus románticos planes se desmoronan cuando descubre que su adorado Ashley está comprometido con la dulce y bondadosa, Melanie. Al mismo tiempo da comienzo la Guerra de Secesión, una larga y cruel lucha que cambiará completamente la hasta el momento apacible vida de los personajes. Y este nuevo escenario, un ambicioso y cínico vividor, Rhett Butler, cobrará una gran importancia en el devenir de Scarlett.


Uno de los puntos fuertes de esta novela es su fabulosa ambientación histórica. Te mete de lleno, siempre desde el punto de vista sureño ya que todos los protagonistas lo son, en la Guerra de Secesión. Al principio como algo casi lejano, que sucedía en un campo de batalla indeterminado mientras la vida continuaba de la misma manera en las plantaciones y las ciudades. Una causa heroica que se apoyaba por patriotismo, sin más discusión. Pero más adelante los horrores de la guerra se convierten en algo sustancial del día a día con listados interminables de muertos, el hambre, los hospitales llenos de heridos sin esperanza, la destrucción de las ciudades,... y la postguerra con un sur devastado y sus hasta entonces ricos terratenientes obligados a llevar vida de peón.

A pesar de ser de Atlanta, la escritora analiza con mucha honestidad la postura del Sur ante la guerra.

Las bravuconadas de sus hombres convencidos de que solo con hablar de honor su Sur rural podría vencer a un Norte industrializado y más avanzado en armamento. En este sentido la autora usa a Rhett Butler como el contrapunto que intenta hacerles ver la realidad y que es acusado de antipatriota por adelantarse a los acontecimientos.


En esta recreación de la historia también encontramos aspectos que chirrían en la mente de un lector actual pero creo que son propios de la época en la que fue escrito. Por un lado, la idea que se recalca en varias ocasiones de como los esclavos liberados caían en un montón de desmanes y de malos comportamientos sencillamente por defecto, porque eran incapaces de gestionar su vida sin la tutela de sus amos (ahí es nada) o el hecho de que siempre esté recalcando las relaciones idílicas entre amos y esclavos en las que los que los primeros tenían una actitud paternalista hacia los segundos y los trataban muy bien, pasando por alto los abusos, más allá de la privación de libertad que sin duda es el primero, a los que se le sometía.

En este sentido, por ejemplo cuando a Scarlett le hablan del libro 'La cabaña del tío Tom' ella lo cataloga de exageraciones y falsedades o en ocasiones después de la liberación ella se encuentra con antiguos esclavos que echan de menos la seguridad de las plantaciones pero en cambio "casualmente" no se ve a los que sufrieron los malos tratos de sus amos.

Pero 'Lo que el viento se llevó' no sería lo mismo sin la fuerza de sus personajes, todos tan sumamente bien caracterizados que parecen personas reales. Desde la primera línea de sus diálogos sabes lo que puedes esperar de ellos.

 La osada Scarlett que lucha por lo que quiere sin pensar en nadie más y convencida de que el fin justifica los medios por muy canallas que estos puedan ser, el pusilánime y parado Ashley que nunca se decide a actuar  y que siempre está reviviendo el pasado, el arrogante Rhett, el único al que Scarlett no puede engañar con sus poses de niña bien (las conversaciones entre ellos son muy divertidas con un sarcasmo y unas pullas de primera categoría que hacen reir de verdad) pero que también tiene su lado generoso o la buena de Melanie (mientras leía el libro se me hacía muy raro ver su nombre así escrito porque tenía en la mente el Melania o Melita del histórico doblaje español) siempre dispuesta a pensar lo mejor de todo el mundo, aunque se lo pongan difícil, pero que cuando es necesario también sabe ser firme.

Juntos forman un cuarteto amoroso inolvidable con una forma de relacionarse que es todo menos convencional. Acompañados además de unos personajes secundarios que refuerzan mucho la historia, como los opuestos, y al tiempo complementarios, padres de Scarlett; los histerismos de la tía Pitty o las señoras de la buena sociedad de Atlanta y sus rígidas normas, que provocan la risa en más de una ocasión.

Por todo ello, 'Lo que el viento se llevó' es absolutamente recomendable tanto sí se ha visto la película como sí no porque es un relato que tiene de todo amor, traición, sufrimiento, odio, celos, heroísmo, bondad,... ¿Qué más puede pedir?  Yo por mi parte estoy segura de que cuando pongan de nuevo la peli en la tele volveré a caer y la veré.


domingo, 23 de diciembre de 2012

¡¡¡FELIZ NOCHEBUENA Y NAVIDAD!!!


'Adoración de los pastores' de Rembrandt
"En la región había pastores que vivían en el campo y que por las noches se turnaban para cuidar sus rebaños. El ángel del señor se les apareció, los rodeó de claridad la gloria del Señor, y todo esto les produjo un miedo enorme. 

Pero el ángel les dijo: "No temáis porque vengo a comunicaros una buena nueva que será motivo de mucha alegría para todo el pueblo: hoy os ha nacido en la ciudad de David un salvador que es Cristo Señor. 

Lo reconoceréis en esto: hallaréis a un niño recién nacido, envuelto en pañales y acostado en un pesebre." Fueron apresuradamente y hallaron a María, José y el recién nacido acostado en el pesebre."
Lucas (2,8-16)

miércoles, 19 de diciembre de 2012

'El paraíso de las damas' de Èmile Zola

Hace un par de meses (¡cómo pasa el tiempo!) leí en el blog CRÓNICAS EN FERROCARRIL una estupenda reseña sobre una serie de época de la BBC llamada 'The Paradise' que tenía una pinta buenísima por sí misma, pero también me llamó mucho la atención el hecho de que estaba basada en un libro del francés Èmile Zola, uno de los grandes de la literatura del que no había leído nada, así que pensé que esta novela sería una buena primera lectura y a ello que me puse en cuanto la tuve en mis manos. Y qué decir, simplemente que me ha encantado; tanto que he releído un montón de veces algunas de sus páginas y eso para mí siempre es una prueba de lo mucho que me ha gustado un libro.
Ésta es la historia. Denise llega a París, acompañada de sus hermanos, con la esperanza de que la gran ciudad pueda ofrecerles la oportunidad de llevar una vida mejor. Su búsqueda de trabajo la lleva a 'El Paraíso de las Damas', unos grandes almacenes dirigidos por el joven y ambicioso, Octave Mouret, que están desbaratando todo el comercio tradicional de la zona con sus novedosas, y en ocasiones agresivas, tácticas de venta.


El gran mérito de esta novela es que trata argumentos muy diferentes y tan bien descritos que juntos logran una trama muy entretenida e interesante. Por un lado, nos encontramos con la historia de Denise y de Octave. Se puede pensar que es la típica  dualidad pobre-rico, pero nada más lejos de la realidad porque la historia está desarrollada con tanta maestría y con personajes tan sumamente bien definidos que no es absoluto tópica.

Denise es una mujer dulce pero para nada ñoña sino todo lo contrario, luchadora y con agallas para enfrentarse a su duro día a día. Y enfrente el señor Mouret, un seductor de libro que piensa que las mujeres son en general caprichosas e interesadas y quiere tomarse la revancha aprovechándose de ellas tanto en los negocios como en su vida personal ("Todas le pertenecían, hacía lo que quería con ellas y no era de ninguna", se cuenta en el libro), pero que no sabe cómo reaccionar ante la sencillez y franqueza de Denise, una mujer muy alejada de las que él ha conocido, que le rompe todos los esquemas y a la que no tiene ni idea de cómo acercarse.


Su historia está llevada de una manera inmejorable y tanto en las escenas entre ellos, en sus diálogos, cómo en la descripción de las sensaciones y cambios que Mouret va teniendo a lo largo de las páginas hay tanta pasión, contenida a veces y otras no tanto; anhelo, deseo, sentimientos encontrados,... que la narración te atrapa por completo. Zola demuestra un talento para transmitir emociones que a mí me ha conquistado.

Por otro parte, son muy curiosos todos los detalles que el autor cuenta sobre los grandes almacenes porque parece increíble que todos los conceptos que ahora parecen tan modernos ya se utilizasen hace dos siglos: la colocación de las cosas para que haya que pasar por sitios determinados sí o sí incitando a comprar más, artículos que se ofrecen como gangas aunque no lo sean tanto, bombardeo publicitario, rebajas como gancho para la venta de otros productos,...

Vamos que nos tienen más que calados desde hace cientos de años y seguimos picando. Además el escritor describe con tantos matices todo lo que podemos encontrar en 'El Paraíso': complementos, perfumes, ricas telas,... que te entran ganas de entrar en el libro y ponerte a comprar también. ¡Ay no tenemos remedio!

Y a la fascinación que provocan los grandes almacenes, Zola contrapone todos los estragos que causa en el pequeño comercio que no puede hacer frente a precios tan competitivivos, ni atraer a la clientela con la infinidad de posibilidades que ofrece su gran competidor,... Muchos de los personajes secundarios de 'El Paraíso de las Damas' (algunos tan inolvidables como el beligerante y testarudo señor Bourras que con sus tretas contra 'El Paraíso' da momentos con un buen punto cómico) ofrecen la visión de esas pequeñas tiendas tradicionales que poco a poco desaparecen ante el gigante, trayendo la ruina y el desespero a sus propietarios.

Y el escritor muestra su faceta más reivindicativa y social tanto en este aspecto como en la descripción de las condiciones de los trabajadores, con jornadas laborales larguísimas, mala alimentación y alojamiento, siempre con la ansiedad de un despido inmediato, sin explicaciones y sin derechos,... Por desgracia, muchas de estas características nos recuerdan a la época actual más de lo que debieran.


En definitiva, 'El Paraíso de las Damas' me ha parecido un libro fantástico, que hace disfrutar con su lectura desde las primeras páginas y deja con la sensación de haber leído una buena historia. Vamos ¡qué me ha gustado muchísimo!, así que a buen seguro que me animaré a leer más libros de un escritor tan sobresaliente como Èmile Zola.

lunes, 17 de diciembre de 2012

El 16 de diciembre de 1775 nacía Jane Austen...

.... y el mundo daba la bienvenida a una de novelistas más maravillosas de todos los tiempos, que sin duda ocupa un lugar privilegiado en la historia de la literatura.

Muchas cosas se podrían decir de la obra de Jane Austen pero lo que siempre me ha parecido más increíble y digno de admiración es que consiguiese escribir unas historias tan universales que logran que, dos siglos después, nos identifiquemos con los sentimientos de unos personajes cuyas circunstancias nada tienen que ver con las actuales. Austen sabe ir más allá de su época describe como nadie emociones y sensaciones que son invariables incluso al paso de los siglos: el desamor, las relaciones interesadas, los prejuicios sociales,...

Todo está en sus escritos y nos lo cuenta a través de tramas que se basan en el día a día que ella conocía, sin más artificios y que están tan bien construidos y llevados, ahí se demuestra su talento, que atrapan a todo aquel que se sumerge en sus relatos. Siempre he admirado a los escritores que son capaces de convertir lo cotidiano en una historia interesante y entretenida de leer que no se hace pesada, y en ese sentido Jane Austen era toda una maestra.


Jane Austen nació en Steventon y era la séptima hija, de una familia de ocho hermanos, de un pastor anglicano. Creció en un ambiente en el que la cultura estaba muy presente: su padre daba clases particulares a alumnos que residían en su casa y tenía una amplia biblioteca a disposición de la familia, a quienes inculcó su afición por la lectura.

Comenzó a escribir por la sencilla razón de ofrecer un entretenimiento a su familia, hasta que decidió enviar sus obras a un editor (¡bien hecho). No sé qué le animaría a dar ese paso definitivo, quizás las ganas de hacer algo por sí misma (harto difícil en el caso de las mujeres) y de demostrar que sus escritos eran buenos. Aunque nunca se casó tuvo sus pretendientes e incluso llegó a estar prometida, pero cambió de opinión a la mañana siguiente de aceptar la proposición. Murió con tan solo 41 años un 18 de julio de 1817 en Winchester y está enterrada en la catedral de dicha localidad. Dejó inacabada la novela 'Sanditon'.


En sus libros Jane Austen demuestra ser una gran observadora de los comportamientos sociales y también una gran conocedora del ser humano con todas nuestras virtudes, defectos y debilidades. Y ese conocimiento se traslada a sus escritos con un estilo sencillo, que no simple, caracterizado por una ironía muy cuidada que consigue a través de la comicidad criticar ciertos comportamientos o alabar otros. Y así consigue crear argumentos y personajes inolvidables, como la señora Bennet y sus artimañas para casar a sus hijas, la desbordante imaginación de Catherine Morland, el ímpetu de Marianne Dashwood y el sentido de la prudencia de su hermana Elinor, los tejemanejes sentimentales de Emma, la lucha por la felicidad de Anne Elliot,...

Y cómo olvidar algunas frases de sus libros. "Es una verdad universalmente aceptada que todo hombre soltero en posesión de una gran fortuna necesita una esposa", es uno de los inicios más conocidos de la literatura o cuando Marianne le dice a su hermana "ninguna de las dos tiene nada que decir; tú porque no te comunicas, y yo, porque no escondo nada". No se puede explicar mejor.

'Sentido y sensibilidad' fue su primera obra publicada en 1811, le seguirían 'Orgullo y prejuicio' (1813), 'Mansfield Park' (1814), 'Emma' (1816) y 'Persuasión' y 'La abadía de Northanguer' (1818), ambas publicadas póstumamente. También se han editado libros que recogen sus escritos de juventud: 'Amor y amistad', además de 'Lady Susan' y 'Los Watson', dos relatos cortos pero igual de interesantes.

Muchos son también los autores actuales que han tomado prestados sus argumentos para trasladarlos a nuestro tiempo, escribir una continuación oficiosa de alguna de sus novelas como 'La nueva vida de Miss Bennet' (centrada en la menor de las hermanas) o para convertir a la genial escritora en protagonista de sus tramas, como por ejemplo '¿Qué haría Jane Austen?' o 'El hombre que amó a Jane Austen'. Por otro lado, ya está en las librerías una novedad muy apetecible. Se trata de 'Cartas de Jane Austen', la primera recopilación en español de toda la correspondencia que se conserva de la autora y que es mérito de la Editorial dÉpoca. ¡Toda una joya!

Semejante material ha dado lugar a numerosas adaptaciones, la mayor parte (y en mi opinión las mejores) respetando la época original aunque otras como 'Fuera de onda' o 'Bodas y prejuicios', estilo bollywood, que han traído sus historias a la época actual o 'Lost in Austen' en el que una apasionada del libro 'Orgullo y prejuicio' viaja en el tiempo y se traslada a esa época (¡no estaría nada mal!).

En este sentido la BBC se lleva todos los elogios porque ha hecho series maravillosas (al menos las que he podido ver): Sentido y sensibilidad (1980 y 2008), Orgullo y prejuicio (1980y 1995), Persuasión (1995 y 2007), Emma (1972,1996 y 2009), Mansfield Park (1983 y 2007) y La abadía de Northanguer (1986 y 2007). El cine tampoco se ha quedado atrás con la versión de Sentido y sensibilidad de 1995 con guión de Emma Thompson, Orgullo y prejucio en 1940 (que Lawrence Oliver hiciese de Darcy me anima a verla) y en 2005 y Mansfield Park en 1999.

En este paso de la letra impresa a la imagen quien más ha dado que hablar es sin duda el señor increíble e irrepetible señor Darcy. Muchos actores se han metido en su papel y una amiga me ha mando esta imagen donde están todos reunidos. ¿Cuál es vuestro favorito? Yo me quedo sin pensarlo con Colin Firth, para mí es el mejor. En una entrevista contó que cuando se estrenó 'Orgullo y prejuicio' tuvo que cortarse el pelo para pasar más desapercibido porque las fans lo acosaban. He de confesar que, ¡no me extraña!


Y qué decir de los lugares en los que están ambientadas todas las historias. Una amiga y yo siempre estamos haciendo planes para recorrer todas las mansiones y pueblos que se mencionan en sus novelas, ¡es nuestro viaje soñado! Sería simplemente increíble recorrer los pasillos de Pemberley como hace Lizzie o ir la pequeña casa de Barton Cotagge en la que Edward se declara.

Y sin duda, dos de la paradas obligadas para conocer un poco más a la autora serían Bath y su Centro Jane Austen Centro Jane Austen y la Casa Museo Jane Austen en Chawton, donde vivió los últimos ocho años de su vida y en la que revisió 'Orgullo y prejuicio' y escribió 'Emma', entre otras. Simplemente imaginarme en los mismos sitios que ella estuvo, ver el escritorio donde creó historias tan maravillosas,... ¡me emociono!

Y además ambos sitios tienen un merchandising que te entra por los ojos, así que el día que me vea allí ya puedo ir cargada de libras porque, ¡lo quiero todo!


Por último quiero  hablaros de un blog que se ha hecho para celebrar el segundo centenario de la publicación de 'Orgullo y prejuicio' que tendrá lugar en enero de 2013. Sus creadoras tienen preparadas distintas iniciativas para homenajear esta novela y una en especial me encanta. Se trata llevar un ejemplar del libro a un lugare bonito de nuestra ciudad y hacer una foto. Aquí os dejo el enlace del blog para que echéis un vistazo porque merece mucho la pena: 200 años de Orgullo y Prejuicio



Repasando lo escrito veo que esta ha sido una entrada larguísima, ¡pero es que Jane Austen se lo merece! Y para finalizar no se me ocurre nada mejor que hacerlo con las palabras de la irrepetible Jane pero dichas en los labios de uno de sus mejores galanes en un momento que tanto en el libro como en la serie me encanta y me emociona, no importa las veces que lo lea o lo vea. Espero que os guste tanto como a mí.

lunes, 3 de diciembre de 2012

'Un lugar en el que nunca he estado' de Rosie Alison

'Un lugar en el que nunca he estado' nos traslada al inicio de la Segunda Guerra Mundial. En ese momento muchos niños son evacuados de Londres y llevados al campo con el objetivo de que estén alejados de los bombardeos que se producen sobre la ciudad. Anna es uno de esos niños y el destino quiere que vaya a Ashton Park, una gran mansión victoriana donde convivirá con otros niños en su misma situación y sus aristocráticos dueños, un matrimonio no tan idílico como el lugar en el que viven.

Con este argumento no lo dudé y me lancé a leer esta novela que me enganchó desde el primer momento, además tiene un estilo sencillo y la narración es ágil con lo que se lee fácilmente y consigue que sientas esa curiosidad por querer saber qué sucederá o por qué un personaje se comporta así o asá.

Y la autora no defrauda y combina muy bien las situaciones del presente con flashbacks que nos ayudan a entender los antecedentes de cada personaje. Además parece que no exista más mundo más allá de Ashton Park, la guerra queda muy lejos y en ese rincón de la campiña inglesa sucede de todo y se dan cita todo tipo de sentimientos: amores no correspondidos, pasiones, celos, añoranza,...

Un cúmulo de sensaciones que en muchos momentos se nos presentan desde la mirada de un niño. Y ese es uno de los puntos a favor del libro, porque es cierto que cuando eres pequeño las cosas no se ven, ni se sienten del mismo modo que cuando se es adulto y esa ternura, esa imaginación desbordante da otra perspectiva a los hechos muy interesante.

Max Liebermann
Hasta el tramo final el libro me ha parecido muy entretenido, el problema llega a la hora de cerrar la historia porque creo que se fuerzan demasiado los hechos. Por un lado porque así de pronto nos cuenta una serie de tragedias que a mí me han parecido por demás; la época era dura y la realidad supera a la ficción, pero es que las cosas ocurren con tal rapidez que no da tiempo a asimilarlas y además sumado a lo que ya habían padecido los personajes previamente me parece un poco excesivo. Quizás soy yo que tengo debilidad por que las cosas se resuelvan felizmente (no puedo descartar del todo esa idea) pero es que todo el drama te deja con ganas de decirle, ¡tampoco te pases!

Y por otra parte, los capítulos finales se resuelven con una serie de saltos en el tiempo que no me acaban de convencer. Aunque debo reconocer que en el último capítulo en cierto modo lo arregla y el desenlace es muy emotivo y bonito de verdad.

Así que 'Un lugar en el que nunca he estado' me deja con opiniones encontradas pero en general me ha gustado y puedo decir que es un digno debut literario de Rosie Alison y que estaré atenta a sus próximos libros a ver qué propone.

martes, 27 de noviembre de 2012

'El despertar y otros relatos' de Kate Chopin

Hace un tiempo me propuse empezar a leer más libros de relatos, un género que tenía muy abandonado, así que cuando vi este libro en la biblioteca me decidí a leerlo y no me ha decepcionado.

Los escritos de Kate Chopin nos trasladan a finales del siglo XIX a St. Louis (Missouri) y en ellos las protagonistas son mujeres que ansían independencia, ser realmente ellas mismas y vivir su vida sin las limitaciones que les imponía la mentalidad de la época de cómo debía ser una mujer.

'El despertar' es el relato principal y protagonizado por na mujer insatisfecha en su matrimonio, con una vida monótona que busca algo más: habla en un momento del "delirio de vivir". Pero se encuentra con incomprensión de su entorno y  Chopin  transmite perfectamente la sensación de agobio que le produce su día a día: el sentir que no tiene opciones para cambiar su vida, hasta que algo se despierta dentro de ella:

"[...] Edna estaba en el proceso de ser ella misma y desechaba día a día ese yo ficticio que asumimos como un disfraz con el que aparecer ante el mundo", relata. Este despertar traerá, cómo no, consecuencias y Edna se encontrará antes nuevas decisiones que tomar.

El resto de escritos ofrecen puntos de vista muy distintos pero siempre con mujeres pasionales en el centro de la trama, a las que la autora consigue, incluso en relatos de tres o cuatro páginas, dar una personalidad compleja que hace que se compartan o no sus motivaciones pero que nunca dejen indiferentes.

Y este es su gran mérito, que historias tan cortas sean tan completas y te metan de lleno en cada uno de los ambientes y que con un par de párrafos, o de frases, queden explicados los antecedentes o incluso el por qué de la situación actual.

Para conseguir contar tanto en tan poco espacio hay que ser capaz de escribir con un estilo directo pero cuidado, para dar con la palabra clave que describa a la perfección un sentimiento o una sensación, dejando de lado rodeos innecesarios que dificultan la lectura.

Esto hace que ninguna historia se haga pesada de leer, al contrario algunas te dejan con las ganas y la curiosidad de querer saber más.

La temática y, sobre todo, las mujeres tan alejadas del ideal del momento, que describía Kate Chopin hicieron que cuando publicó 'El despertar' en 1899 recibiese críticas muy duras, no desde el punto de vista literario sino del de su moralidad que le afectaron mucho y la desalentaron como escritora. Seguro que ahora se sorprendería de ver sus historias valoradas como se merecen por los lectores.

jueves, 22 de noviembre de 2012

"¿Hay algo mejor...?"

Este título es el inicio de una cita sacada de la novela 'Madame Bovary' de Gustave Flaubert. Es el personaje de León Dupuis quien la pronuncia y expresa de la forma más bonita posible una idea con la que coincido totalmente (eso sí, con toda la logística adaptada a nuestros tiempos) y que me parece perfecta para esta época otoñal.

¡Espero que también os guste!

"¿Hay algo mejor que pasarse una tarde con un libro junto al fuego mientras el viento azota los cristales y la lámpara se consume? No piensa uno en nada, solo deja que pasen las horas. Sin tener que moverse, viaje uno por países que le parece estar viendo y el pensamiento, mezclándose con la ficción, se goza en los detalles o persigue los rasgos generales de la aventura. Con la imaginación nos identificamos con esos personajes, llega a dar la impresión de que es uno mismo el que palpita bajo sus ropas."

John Everet Millais

jueves, 15 de noviembre de 2012

'Vinieron las lluvias' de Louis Bromfield

Hace tiempo navegando sin rumbo fijo por Internet descubrí un foro que se llama ABRETELIBRO y desde entonces lo consulto muy a menudo, bien para ver las opiniones de los foreros sobre algún libro en concreto que tengo intención de leer o me llama la atención o para "cazar" alguna recomendación de nuevas lecturas, porque en él participan mucha gente con ideas muy buenas y además está muy actualizado.

Mi interés por 'Vinieron las lluvias' de Louis Bromfield comenzó justo en ese foro y ¡me  ha encantado! Me atrapó por completo desde las primeras páginas en las que se describe uno de los espectaculares atardeceres de la India. Está tan bien escrito, los colores, los olores, los sonidos; que te imaginas allí viendo, oyendo y también sintiendo lo mismo que el personaje y quieres saber qué más puede ofrecerte esa historia.

'Vinieron las lluvias' está ambientada en la India colonial de los años 30, en la ciudad de Ranchipur. Allí conviven personajes muy variopintos: ingleses afincados en el país, misioneros, indios de diferentes castas y religiones, el maharana y la maharani de la ciudad,...

Todos ellos se enfrentan a las diferentes circunstancias de su día a día, mientras se aproxima la época del monzón. Pero en esa ocasión las ya esperadas lluvias torrenciales provocarán una enorme tragedia que obligará a todos ellos a replantearse sus vidas y sus decisiones futuras.

Alexander H. Hallam Murray

Esta es una novela coral y la abundancia de personajes hace que sea muy entretenida gracias al talento del escritor para ir enlazando las distintas historias. Por ejemplo, narra una situación con un par de personajes y de pronto aparece un tercero y el punto de vista pasa a ser el de este último, bien para contarnos el mismo hecho desde su perspectiva o para relatarnos su propia vivencia. Y así poco a poco conocemos a la sociedad de Ranchipur: cómo se ven los unos a los otros, sus sentimientos, sus miedos, sus esperanzas, sus contradicciones,...

Esta minuciosidad puede provocar que a veces la novela se haga lenta, pero también es necesaria para entender porque los personajes se comporten como lo hacen cuando su, en apariencia, apacible cotidianidad salta por los aires con la tragedia que asola la ciudad. De todas formas, la narración nunca se hace pesada, ni es difícil de leer.

Alexander H. Hallam Murray

Es increíble la riqueza de vivencias que cuenta: el inglés que solo ve la India como un lugar al que explotar mientras que otros compatriotas han aprendido a amarla y no se imaginan en ningún otro lugar, el hombre apático que toma conciencia de su propia responsabilidad y valía ante el desastre, la aburrida mujer rica que descubre su lugar en el mundo, la disparidad de castas y religiones que conviven en la sociedad india y que de alguna manera marca el destino de cada uno de sus habitantes, la profesora de media edad ávida de aventuras,...

En definitiva en sus más de ochocientas páginas, que no se hacen en absoluto largas, nos adentramos en un montón de realidades que convierten a 'Vinieron las lluvias' en una lectura apasionante y emocionante, siempre con la curiosidad de saber qué pasará. Además de ser una inmejorable manera de sumergirse en un país tan exótico y misterioso como la India. 

martes, 6 de noviembre de 2012

'El libro de la señorita Buncle' de D. E. Stevenson

Hace unos meses (¡cómo pasa el tiempo!) dediqué una entrada a una nueva colección de Alba Editorial, llamada Rara Avis que está  dedicada a la publicación de novelas clásicas más desconocidas y singulares e incluso inéditas en España. Desde el primer momento me llamó mucho la atención y allí que fui a la librería a comprar uno de los títulos editados: 'El libro de la señorita Buncle' de D. E. Stevenson. Y tengo que decir que ¡me ha encantado! Es de estas historias que consiguen que las leas con una sonrisa de principio a fin y que disfrutas tanto con su lectura que hasta da pena que se termine.

La historia nos traslada al pueblo de Silverstream en los años treinta, en el que vive Bárbara Buncle. Una mujer soltera que siempre ha vivido una existencia monótona y sin muchas emociones y que agobiada por sus problemas económicos tiene que buscar una nueva fuente de ingresos. Decide probar suerte como escritora y bajo el pseudónimo de John Smith escribe un libro con el único argumento que conoce: las peripecias de los peculiares habitantes de su pueblo. Sorprendentemente su novela se convierte en un éxito de ventas y cuando sus vecinos empiezan a reconocerse, con todas sus virtudes y defectos, en los personajes que en ella se describen tendrán muy diferentes reacciones y, especialmente, los que salen peor parados comenzarán una búsqueda sin tregua para encontrar a la persona que verdaderamente se esconde tras John Smith y darle su merecido.
  
Como decía el libro es una auténtica gozada porque consigue meterte por completo, y de una manera muy entretenida, en el día a día de ese pintoresco pueblo que camines por sus calles y que entres en las casas del idealista vicario, la nueva rica con pasado de corista, el militar retirado, el eficaz médico, la señora prejuiciosa,... y conoces sus secretos, sus anhelos,... siempre contados con un punto de ironía pero también de ternura según el personaje se merezca una cosa o la otra. También es divertido, porque da lugar a muchas situaciones cómicas, ver como aquellos que tienen buenos sentimientos comienzan a cambiar su vida para mejor animados por las acciones más arriesgadas de sus alter ego literarios, en cambio los personajes con peores intenciones se esfuerzan más en silenciar al oculto autor y en denunciar con indigación las cosas que de ellos se cuentan, para seguir manteniendo su perfecta apariencia, que en pensar qué de verdad hay en el libro y cómo pueden mejorar.

Quien se merece una mención especial es la esquiva autora, Bárbara Buncle, porque es un personaje que cae bien desde el primer momento, porque es buena gente y quiere salir adelante sin llamar la atención y de pronto se ve desbordada por una fama imprevista y nuevas emociones antes entonces desconocidas ante las que no sabe muy bien como reaccionar. Y por todo ello deseas que tenga el final feliz que se merece.

En definitiva, es un libro precioso y cien por cien recomendable que se hace muy, muy corto porque está escrito de un modo tan sencillo y cercano que es sumamente ameno. Por otro lado, D. E. Stevenson escribió dos continuaciones ('Miss Buncle married' y The two Mrs. Abbotts) que estoy convencida que serán también geniales aunque hoy por hoy están inéditas es España, así que desde aquí no me queda más que pedir que se animen y las publiquen también, porque como seguidora de la señorita Buncle ¡tengo mucha curiosidad por saber qué más sucede con ella!

William Newton

jueves, 1 de noviembre de 2012

¡Feliz cumpleaños Crónicas en Ferrocarril!

Esta entrada está especialmente dedicada a uno de los blogs que más me gusta y que está en plena celebración, ¡cumple un año! Se trata de 'Crónicas en ferrocarril', una parada obligada para todos los apasionados de las historias de época en siempre encuentras reseñas muy interesantes sobre pelis, series, novelas,...

Y para celebrar su primer aniversario (¡seguro que tendrá muchos más!) su autora ha ideado un concurso en el que se sortean dos regalos inmejorables: el libro 'La princesa de Tarakanova' de G. P. Danilevsky y el dvd de la mini serie de la BBC 'Norte y Sur', una adaptación de la novela de Elizabeth Gaskell. ¿Quién se puede resistir?

Yo desde luego ya he participado (¡cruzo dedos a ver si soy la afortunada!) y animo a todo el mundo a que lo haga (¡es muy sencillo!) o al menos a que se pase por este estupendo blog porque merece mucho la pena. Aquí queda el enlace:

miércoles, 31 de octubre de 2012

Interesante novedad: 'La chaise-longue victoriana' de Marghanita Laski

Hace unos días leí una reseña de este libro que me hizo pensar inmediatamente: "me lo pido", porque me parece que tiene un argumento fascinante. Os lo resumo.

Melanie es una mujer que acaba de tener un hijo y además de recuperarse del parto debe hacerlo también de la tuberculosis que ha contraído durante su embarazo. Tras varios días de convalecencia, su médico le permite trasladarse desde su habitación a una cómoda chaise-longue. Melanie descansa plácidamente pero cuando despierta descubre que ya no está en su casa, sino en un lugar y una época extraños ya que ahora se encuentra en la Inglaterra victoriana rodeada de personas desconocidas que esconden secretos y no precisamente buenas intenciones. En ese momento, Melanie tendrá que hacer todo lo posible por descubrir qué le ha sucedido y luchar por volver a su hasta entonces apacible vida.

¡A mí me ha atrapado totalmente! Y más aún cuando leo comentarios como éste en la página de Automática Editorial que es quien la ha publicado: "Laski logra una fusión implecable de terror psicológico con elementos clásicos de la literatura gótica". Espero poder tener pronto la oportunidad de leerla porque me encanta estos libros que hacen pasar miedo pero no de una forma evidente, sino que de alguna forma juegan con el lector y te confunden y no sabes si lo que sucede es real o la imaginación de los personajes. ¡Inquietante!


miércoles, 24 de octubre de 2012

'El secreto' de Wilkie Collins

Wilkie Collins es uno de mis escritores favoritos. Sus historias me fascinan porque es capaz de hilar tramas complicadísimas en las que no queda ningún hilo suelto y que te sorprenden aún más a cada capítulo que pasa y con unos personajes tan maravillosamente caracterizados que nunca dejan indiferente: los quieres, los odias, te sacan de quicio, te enternecen,...

Y eso que mi relación con él no empezó con muy buen pie porque el primer suyo que me leí no acabó de engancharme (una vez más mi máxima de que cada libro tiene su momento), pero al enterarme de que era amigo de mi admirado Dickens me dije: "tengo que darle otra oportunidad", y ahora me declaro Wilkie adicta. Sus novelas nunca me defraudan y, aunque naturalmente tengo mis favoritas, sé que adentrarme en una de sus historias siempre es una buena opción.

'Confianza' de John Everet Millais
En esta ocasión he leído 'El secreto' que cuenta las peripecias de Sarah Lasson una joven doncella que acompaña a su señora mientras ésta agoniza. En sus últimos momentos, la mujer escribe a su marido una terrible carta en la que le desvela un secreto que le ha mantenido oculto durante años y coacciona a Sarah para que le prometa que cuando ella muera se lo entregará a su marido.

Una vez que la señora fallece, Sarah no se ve capaz de cumplir su promesa porque sabe que esa carta causará mucho dolor así que la esconde en un remoto rincón de la gran mansión y huye con la esperanza de que nadie la descubra jamás. Pasan los años sin que nada relacionado con la carta o el secreto suceda en la vida de Sarah y de pronto una casualidad, en apariencia inocente, hará que tema más que nunca a las nefastas consecuencias que ese misterioso secreto del pasado pueden provocar en el presente.

Como veis la intriga está servida y no decae en ningún momento mostrándose de manera distinta en cada parte del libro. El primer capítulo te atrapa gracias a la forma en la que está descrito el ambiente opresivo y de tensión en el que se escribe la carta que guarda el secreto; ¡y claro a  la curiosidad de querer saber qué es! El tiempo pasa y ahora la atención se centra sobre el resto de personajes de los que desconocemos cómo les podrá afectar el secreto y los peligros que les acechan. Y por último cuando todo es desvelado el autor consigue con su talento al escribir que  sigamos igual de pendientes de saber cómo reaccionaran estos personajes y qué decisiones tomarán ante semejante revelación.

Más allá de la absorbente trama, el punto fuerte de esta novela está en la caracterización de los personajes (como decía al inicio una de las señas de identidad de Collins), especialmente su protagonista Sarah Lesson. La primera descripción física que se hace de ella es perfecta y más que suficiente para mostrar que padece un gran sufrimiento.

Esta impresión se completa con su comportamiento: el miedo ante la presencia de su señora e incluso cuando esta muere, el pánico que le produce que pueda llegar hasta ella de alguna forma; como se castiga a sí misma por los errores que cometido, el  amor incondicional que profesa a otros personajes, su capacidad de sacrificio,...

Todo ello hace que sea una protagonista con la que empatizas de inmediato y que da muchísima ternura.


Para compensar tal intensidad de sentimientos el autor nos hace reír con personajes como el tío Joseph o el señor Treverton que le dan un punto cómico a las situaciones más dramáticas con su excéntrico comportamiento. Y eso contribuye a que el ritmo de la novela sea ágil y el final te llegue en un suspiro.

En definitiva, Wilkie Collins vuelve una vez más, y ya van... ¡he perdido la cuenta!, a sorprenderme y hacerme disfrutar con una lectura entretenidísima de principio a fin. ¡Si es que este autor es una apuesta segura!

martes, 16 de octubre de 2012

'Retorno a Brideshead' de Evelyn Waugh

Hacia tiempo que había comprado 'Retorno a Brideshead' y por unas cosas y por otras no encontraba la ocasión de leerlo (estoy convencida de cada libro tiene su momento adecuado, porque hay historias que de pronto no te acaban de enganchar y tiempo después las vuelves a recuperar y te encantan).

 Pero ahora que lo he terminado solo puedo decir que ¡no sabía lo que me estaba perdiendo! 'Retorno a Brideshead' es una novela preciosa, fantásticamente escrita y estructurada y que te atrapa desde las primeras páginas.

'Retorno a Brideshead' está narrada en primera persona por Charles Ryder en formato de largo "flashback" de sus tiempos de juventud cuando era estudiante en la Universidad de Oxford y conoció a Sebastian Flyte, un joven excéntrico miembro de una de las familias más importantes de Inglaterra, los Marchmain.

Esta amistad le abrió las puertas de un mundo absolutamente desconocido para él, el de alta sociedad británica, y también le permitió acceder a la intimidad de una familia no precisamente idílica que le dejaría marcado para siempre.

La imponente mansión Brideshead
En toda la trama tiene una importancia fundamental la religión. Tanto como elemento diferenciador ya que los Marchmain son católicos en una Inglaterra mayoritariamente anglicana, como por la relación que establecen los personajes con su fe, o ausencia de ella como en el caso de Charles, acercándose o alejándose, aunque nunca del todo, de ella o viviéndola de un modo más riguroso, la madre o con más alegría y vitalismo, Cordelia una de las hermanas. Todo ello nos ayudará a comprender mejor a los personajes y las decisiones que van tomando.

En mi opinión, ésta es una historia fascinante por todas las emociones e interpretaciones que provocan en el lector las distintas situaciones que se nos presentan. La amistad entre Sebastian y Charles rodeada siempre de un punto de ambigüedad no tanto en los hechos como en los sentimientos que se expresan, por ejemplo la apatía ante todo que muestra Charles cuando no están juntos.

La tortuosa y pasional relación que se establece entre Charles y Julia y que nace en el momento más inesperado. El regreso del padre ausente y las reacciones que genera entre el resto de la familia. La difícil convivencia con la madre, demasiado agobiante en el trato con sus hijos. La decisión final de Sebastian en su búsqueda de la felicidad o la última escena de Charles y su emotivo monólogo. Cada una de ellas nos hace plantearnos muchas dudas y nos obliga a reflexionar sobre qué pretendía el personaje o qué quería decir el autor para sacar luego nuestras propias conclusiones.

Y esa para mí es la seña de identidad de esas novelas que pasan a la historia y que nunca dejan de leerse. 'Retorno a Brideshead' es una de ellas, rodeada si queremos de un halo nostalgia e incluso tristeza pero sobre todo brillante y con una llama de esperanza.

viernes, 5 de octubre de 2012

'El buen soldado' de Ford Madox Ford

En la contraportada de la edición que he leído de 'El buen soldado' dice textualmente: "relata dos suicidios, dos vidas arruinadas, una muerte y el descenso a la locura de una joven muchacha". La primera vez que lo vi me quedé muy sorprendida porque pensé que destripaba por completo toda la intriga del argumento. Pero no podía estar más equivocada porque lo más significativo de esta novela no son los hechos puntuales, sino que lo que verdaderamente le da fuerza son las opuestas personalidades de los personajes y las relaciones que se establecen entre ellos.

'El buen soldado' nos mete de lleno en  la relación de dos matrimonios de clase alta que se hacen amigos solamente porque sienten que es lo que corresponde al ser miembros del mismo nivel social. Esta premisa hace que su amistad, por llamarla de alguna manera, no tenga ningún tipo de intimidad ni afinidad sino que simplemente sea un pasar tiempo juntos sin mayor implicación. Pero los acontecimientos que se van sucediendo en la historia hacen que las dos parejas queden irremediablemente unidas y qué conozcamos aquellas facetas de su persona que querrían ocultar.

'Diversión de la alta sociedad' de Kazimir Malivich

Esta es una novela triste porque sus personajes lo son, principalmente porque son incapaces de comportarse con honestidad consigo mismos y con el prójimo, al que intentan controlar según sus deseos, y de comunicarse verdaderamente y sin fingimientos. Siempre están actuando para mantener la apariencia de que todo va bien y que son las personas modélicas e intachables que presentan al resto de la sociedad. Quizás la única excepción, sea el narrador de la historia, uno de los maridos, un hombre más inocente y no tan manipulador que a veces se ve perdido entre los manejos de esa "clase bien", aunque se deja llevar y no llega a tomar realmente la iniciativa.

Este narrador merece también una mención especial porque le da al libro una estructura muy particular. Él mismo dice: "soy consciente de haber contado esta historia con muy poco orden, de manera que tal vez resulte difícil encontrar el camino por lo que quizá no sea más una que una especie de laberinto".

No se podría definir mejor, ya que la historia da saltos en el tiempo, apunta un dato en un capítulo que no desarrolla hasta otro, vuelve atrás para completar algo ya contado, nos quedamos sin saber cosas porque él tampoco las conoce o dudamos de algunas situaciones porque él no es concluyente y solo tenemos su versión.

En definitiva el narrador cuenta la historia de esa época de su vida como cualquiera de nosotros lo haríamos, de hecho él explica que se imagina que está hablando a un oyente imaginario y silencioso, sin llevar un orden perfecto y aderezado con nuestras sensaciones y opiniones.


De esta forma, 'El buen soldado' es una novela compleja y difícil de leer, tanto por esta estructura, que puede resultar en ocasiones confusa y por ello requiere bastante atención para no perder el hilo de la trama; como por la profundidad de los sentimientos que describe: el amor, no siempre bien entendido; el odio, la pasión, los deseos y ambiciones,... Si bien es cierto que a veces es un poco fría en esa descripción lo que provoca que no sea fácil implicarse con los protagonistas y los desastres que les ocurren.

De igual modo, uno llega al final de este libro con la impresión de haber leído verdadera y buena literatura, de esa que consigue hacerte reflexionar porque Ford Madox Ford sabe perfectamente cómo describir en los personajes que nos presenta las complicadas emociones humanas y todos los matices, buenos y malos, que dan forma a cualquier personalidad.

domingo, 30 de septiembre de 2012

Un recuerdo para Elizabeth Gaskell en el aniversario de su nacimiento

El 29 de septiembre de 1810 nacía una de las escritoras que más admiro, Elizabeth Gaskell. Sus historias me apasionan, todas y cada una de las que he leído y seguro que las que aún no he tenido ocasión de tener entre manos no me defraudarán.

Elizabeth Gaskell era londinense de nacimiento aunque ser crió en un pequeño pueblo llamado Knutsford. Con 22 años se casó con William Gaskell, ministro de la Iglesia Unitaria Inglesa, con el que se trasladó a Manchester.

Una ciudad que vivía los inicios de la revolución industrial en las que las desigualdades y conflictos laborales marcaban su día a día. En la primera época de su matrimonio dedicó todo su tiempo a su familia y a las labores propias de la mujer de un clérigo, especialmente las relacionadas con las obras de caridad.

Fue la muerte de uno de sus hijos la que la hizo entrar de lleno en el mundo de la literatura ya que encontró en la escritura un modo de soportar la depresión que estaba sufriendo.

Sin duda, todas estas vivencias hicieron posible que la obra de Elizabeth Gaskell destaque por la variedad de los temas que trata y la sensibilidad con la que se acerca a los sentimientos humanos, dejándonos novelas inolvidables que tienen un lugar de privilegiado en la historia de la literatura. El amor, en muchas ocasiones tormentoso, la luchas por los derechos laborales y también personales, la libertad, la injusticia, las desigualdades sociales, la amistad, la responsabilidad ante las propias decisiones y ante los demás, la familia, la bondad,... todo está descrito en las novelas de Gaskell con una maestría y una profundidad, sus personajes jamás son planos, que hace que sus tramas sean inolvidables.

En definitiva, ¡no nos podemos perder sus libros! Cualquiera de ellos: 'Cranford', 'Hijas y esposas', 'Norte y Sur', 'Ruth', 'Los amores de Sylvia', 'La casa del páramo', 'Mary Barton', solo por citar algunos, nos esperan.



En esta ocasión tengo que dedicarle además un párrafo especial a uno de los galanes que más me gustan. Tanto que es difícil encontrar las palabras exactas para describirlo y hacerle justicia. Mummm, no definitivamente hay que leer 'Norte y Sur' (y por supuesto también ver la adaptación de la BBC) para entender por qué John Thornton fascina tanto. Te lo imaginas tan apuesto, exasperante a veces eso es cierto, pero también franco, honrado y gallardo (palabra que me encanta y que ya no se usa). Vamos un protagonista como debe ser. Para que veáis a que me refiero os dejo el trailer de la serie de la BBC, que logró dar en el clavo con el casting. ¡Espero que os guste!

jueves, 20 de septiembre de 2012

'El doctor Thorne' de Anthony Trollope

Anthony Trollope nació en Londres en 1815 y pertenece a esa generación de escritores victorianos, aunque quizás sea menos conocido que otros, que marcaron una época en la literatura universal. Algunas de sus novelas más reconocidas son las que pertenecen a la serie de Barchester, un condado imaginario en cuyos territorios suceden multitud de historias con todos los ingredientes más característicos del siglo XIX inglés. Y por eso precisamente me ha gustado tanto 'El doctor Thorne', uno de los volúmenes de esta serie.

El protagonista es un médico que vive en la localidad de Greshamsbury con su sobrina, Mary. La profesión del doctor Thorne hace posible que tenga una estrecha relación con el hacendado del pueblo el señor Gresham y que Mary se críe en igualdad con los hijos de la pudiente familia. Los años pasan y sucede lo inevitable, Mary y Frank, heredero de la fortuna de los Gresham, se enamoran. Pero no lo tienen fácil ya que a los prejuicios sociales, Mary es una joven cuyo nacimiento no corresponde a las estrictas normas de la época, se le une el hecho de que Frank para salvar su hacienda deberá casarse por dinero. Las dificultades de esta historia de amor marcarán la trama, en la que también habrá que estar atento a la relación del señor Thorne con algunos de sus pacientes que será fundamental para el desenlace.

'Una pareja de enamorados' de Szinyei Pál Merse

El principal mérito de 'El doctor Thorne' son sin duda sus personajes. Por una parte el propio médico, un hombre íntegro y honesto muy alejado de esa sociedad en la que las apariencias y las intrigas están tan presentes. Y junto a él, su sobrina. Una chica bien educada y de buenos sentimientos que ve como nada es lo que parece y como amar de verdad no es suficiente. Y del otro lado, los Gresham con una madre preocupada por mantener su nivel de vida y estatus y no sentirse avergonzada ante su poderosa familia De Courcy, su marido que quiere la felicidad de su hijo pero que ve como las deudas le acosan sin tregua y Frank, dispuesto a enfrentarse a todo con tal de casarse con la mujer que quiere aunque a veces peque de alocado.

Y todo ello con el modo de narrar de Trollope lleno de sarcasmo y de humor ante las situaciones que presenta, como por ejemplo cuando ironiza sobre las opiniones que tienen sobre el decoro y las buenas costumbres las mujeres De Courcy aunque no les importe que Frank trate de engatusar al precio que sea a una rica heredera o la comicidad al describir la fría relación de una pareja prometida por interés.

El escritor, por lo tanto, se burla de una manera sutil y con un estilo muy trabajado de los típicos prejuicios de la clase alta de la época en contraste con la forma de ser más sencilla y sincera de personas menos preocupadas por su posición social.

El único pero que le pongo a la historia son algunos capítulos relacionados con las ambiciones políticas de algunos personajes que ralentizan en exceso la trama, pero afortunadamente son pocos a lo largo de toda la novela.

Así que solo tengo buenas sensaciones después de leer a Anthony Trollope, por lo que tengo pensado seguir perdiéndome por los dominios de Barchester. 

miércoles, 12 de septiembre de 2012

'Nuestro corazón' de Guy de Maupassant

'Nuestro corazón' fue escrita en 1890 y nos cuenta la historia de Michèle de Burne, una joven mujer que tras enviudar de un marido que no la trataba demasiado bien comienza a vivir como quiere, a disfrutar de París, de su belleza, de su encanto y también de la atracción que ejerce sobre los hombres. Entre ellos André Mariolle, un tipo un poco indolente que nunca se ha esforzado de veras por conseguir nada y que cuando la conoce su acostumbrada rutina se ve alterada y su vida toma un rumbo absolutamente inesperado para él.

Aunque Guy de Maupassant murió en 1893, sus admiradores
no le olvidan y continúan dejando objetos en su tumba
del cementerio de Montparnasse en París
El libro me ha gustado muchísimo en todos sus aspectos. En primer lugar por como está escrito, con ese estilo tan cuidado, acertado y, sobre todo, bonito que Guy de Maupassant tiene de describir los sentimientos  y en este caso también la sensualidad de algunas situaciones.

Por ejemplo cuando dice " y los unió uno de esos besos que se dan con los ojos cerrados y proporcionan la doble y peculiar sensación de dicha y de anonadamiento".


O con esos párrafos que dan tanto que pensar como éste: "¿Puede haber acaso medidas cuando se padece de amor? ¡Qué poco se quiere cuando se quiere mucho! Se quiere, nada más, y nada menos. Es un verbo que no puede completarse con nada. Nada puede concebirse, nada puede añadirse una vez dicha esa palabra".

También me ha sorprendido gratamente, el punto de vista desde el que está tratado el tema del amor. Porque el autor no solo fija su atención en el desarrollo de un romance, si no que nos habla de una época en el que los hombres están desconcertados ante las nuevas mujeres con las que tienen que tratar.

Mujeres mucho más independientes y seguras de sí mismas que empiezan a ver las relaciones amorosas sin el sentimentalismo o romanticismo que siempre se les presupone como féminas. Ahora disfrutan con el afán de conquista, con el reto de conseguir atraer a quien se propongan; que les gusta más que nada gustar y tener a su lado a un admirador incondicional sin que ellas tengan por qué implicarse emocionalmente en una relación.

'Mujer en el espejo' de berthe Morisot

Y mientras los hombres no saben cómo reaccionar ante esta nueva "especie", quizás porque les recuerda demasiado a sí mismos y a su forma de actuar, o al menos a los tópicos que siempre han existido sobre el género másculino (no vamos a generalizar que hay que seguir confiando en el ser humano).

De hecho en numerosas ocasiones los hombres de la historia comparan a las mujeres de su generación con las del pasado y siempre lo hacen con nostalgia y con la idea de que en otros tiempos su relación con las mujeres habría sido si no más fácil, como poco más predecible y manejable.

Todo ello contado a través de un argumento que no decae porque el autor logra confundir y despistar, gracias a unos personajes que como una persona real no sabes por dónde van a salir, ni cuál va a ser su próxima decisión o cuál es su verdadera intención. Para llegar a un final que me hizo enfadar no porque estuviera mal escrito, ni fuera precipitado o no estuviera a la altura de la gran novela que es 'Nuestro corazón' sino porque se demuestra una vez más, sea la época que sea, que ¡los seres humanos somos incorregibles!

jueves, 6 de septiembre de 2012

"Todas las familias felices se parecen, pero las infelices lo son cada una a su manera"

Este es uno de los comienzos más famosos de la literatura universal y la primera frase de 'Anna Karenina' uno de los clásicos que aún tengo pendientes. Y es que para leer a los grandes autores rusos necesito mentalización previa porque me exigen un esfuerzo, digamos que importante, para no abandonar y asimilar bien su prosa. Aunque también tengo que admitir que una vez que consigo ponerme a ello en serio, al llegar al final me alegro de haber leído su obra (me pasó por ejemplo con 'Crimen y castigo') porque por algo son tan valorados.

Pero en esta ocasión no voy a hablar del libro sino de la esperadísima adaptación que ha dirigido Joe Wright y que ya se ha estrenado, aunque en España no podremos verla hasta el año que viene. Pero para ir haciéndonos una idea de lo que nos encontraremos aquí tenemos el trailer.


Como se puede comprobar el elenco está lleno de primeras figuras: Jude Law, Keira Knightley, Matthew MacFadyen o Saoirse Ronan. Todos reunidos para contar la historia, ambientada en el siglo XIX, de una mujer de la alta sociedad rusa casada con importante funcionario y madre de un niño pequeño, que se enamora perdidamente de un joven militar y que apuesta por este amor desafiando todas las reglas establecidas.

Confieso que me apetece verla. Aunque Keira me gusta solo a veces, tiene una gran pinta y ha conseguido llamarme la atención. Mientras tanto, si como yo necesitáis un poco de entrenamiento previo para leer 'Anna Karenina' y se os hace muy larga la espera hasta 2013, os presento una alternativa. Es el enlace a un vídeo de la versión de 1935 protagonizada por Greta Garbo, para que si tenéis ocasión no dejéis pasar la oportunidad de verla. Apuesto que os encantará.

martes, 4 de septiembre de 2012

'Cuentos de amor victorianos' escritos por los mejores autores de la época

¿Os gusta leer cuentos? Yo reconozco que no es uno de los géneros que tenga más explorados, aunque en realidad no sé muy bien la causa porque siempre que han llegando a mis manos este tipo de historias las he disfrutado muchísimo. Y en el caso que hoy me ocupa estaba segura de que encantarían, como al final fue. Y es que al ver en un mismo título "amor" y "victorianos", a mi cerebro le falto tiempo para hacer clin y decir: "¡lo quiero!".

En 'Cuentos de amor victorianos' nos encontramos con una excelente recopilación de los cuentos escritos por los mejores autores de aquella época que tantas satisfacciones literarias nos da. Están todos (o casi, no vamos a ser tan categóricos): Elizabeth Gaskell, Wilkie Collins, Charles Dickens, Oscar Wilde, D. H. Lawrence, Arthur Conan Doyle, Henry James,... y así hasta veintidós, muchos de ellos poco conocidos pero también brillantes. 

Todos tan diferentes, tan excepcionales y con una forma de narrar tan reconocible y particular que cada nuevo cuento asemeja a empezar un libro totalmente distinto que te ofrece según el caso suspense, realismo, traición, ternura, intereses, encuentros inesperados, pérdida, fantasía, finales unas veces felices y otras tristes. Una muestra estupenda de la riqueza de la literatura inglesa del siglo XIX.

'El Brunswicker negro' de Everett Millais
Y es que tal y como se comenta en la contraportada de la edición de Alba Editorial la época victoriana tan preocupada por presentar una apariencia y conducta intachables, tan enconsertada en muchos sentidos tuvo como contrapartida una literatura de una imaginación desbordante en la que la novela, al menos en mi opinión, alcanzó sin duda su máxima expresión.

Por todo ello, es una gozada sumergirse en estas historias y dejarse llevar por la forma de entender el amor de estos maravillosos autores en una época tan apasionante, y atrayente para mí, como la victoriana.

En esta ocasión, me gustaría resaltar también la figura de la traductora, Marta Salís que se ha encargado también de la selección de cuentos y cuyo nombre aparece en muchos de mis libros favoritos.


El trabajo de esta mujer es simplemente impresionante porque es la responsable de la traducción (que yo conozca en las ediciones de Alba) de novelas como 'Vilette' de Charlotte Brontë, 'Orgullo y prejucio' de Jane Austen, 'La casa del páramo' de Elizabeth Gaskell,... y muchísimas más. Yo simplemente puedo mostrarle mi admiración y sí, también mi agradecimiento por ofrecernos estas buenísimas traducciones a todos a los que el inglés se nos hace very complicado pero que no queremos perdernos ninguna de estas imprescindibles historias.